cartel 1992

XIII Festival 1992

Con la resaca del mayor evento acaecido en la ciudad de Sevilla en sus últimos sesenta años, la Exposición Universal de Sevilla, comenzó la XIII edición del Festival Internacional de Jazz. Finalmente el Teatro de la Maestranza parecía el espacio adecuado y definitivo donde el Festival de Jazz iba a conseguir su ansiada estabilidad. Desgraciadamente no fue así. Muy al contrario tres años más tarde de la instalación del Festival en esta ubicación éste desapareció, aunque, claro está, esta decisión
no estuvo motivada por la existencia del Teatro. Los ecos de la programación de la Expo
92 en el Teatro de la Maestranza, por donde pasaron las grandes orquestas del mundo y los grandes divos de la lírica, aun resonaban cuando comenzó esta treceava edición del festival de jazz en la que su programa figuraba como si fueran los últimos conciertos del año. El festival quedaba inserto en una programación en la que quedaba diluido, aunque producía una cierta expectación volver a ver abiertas las puertas del teatro, por primera vez para el jazz, después de la irrepetible programación que había albergado durante los meses que duró la Expo.

hampton con boina

 

 

La existencia de la Casa de América en Sevilla desde 1950 y la posterior presencia de las bases americanas de Morón, Rota y San Pablo facilitaron la presencia de la música de jazz en Sevilla, bien a través de las emisiones de radio de “La Voz de América” o por el contacto con músicos americanos que conformaban las bandas militares de las bases y que tocaban jazz. De hecho en la Feria de Abril en la llamada “Caseta Americana” actuaba todas las noches una verdadera Big Band de Jazz. Alrededor de todos estos elementos se fue conformando un núcleo de aficionados a la música de jazz en Sevilla que empezaron a organizarse. Uno de los primeros antecedentes fue el profesor Sánchez Pedrote que impulsó, desde su cátedra Cristóbal de Morales de la Universidad de Sevilla, la música de jazz en las siguientes décadas en nuestra ciudad y que fue autor en 1950 de una separata de la Revista de Estudios Hispano Americanos (Sánchez, 1950). O el Club la Rábida actualmente sede del Centro de Estudios Hispanoamericanos del CSIC núcleo en la época donde se reunía la incipiente vanguardia intelectual de aquellos tiempos y donde se hacían audiciones de jazz.

Pero el resultado más importante de todas aquellas conjunciones fue la creación del Hot Jazz Club de Sevilla en 1963. Efectivamente en 1963 un grupo de aficionados a la música de jazz comandados por el médico sevillano Manolo Manosalbas montan un club de jazz, el primero del que se tienen noticias en Sevilla y que está rodeado de muchas incertidumbres que todavía habría que investigar.

Manolo Manosalbas fue un personaje interesante. Médico y aficionado a la música de jazz, hacía en esa época un programa de radio llamado “Jazz Panorama” en Radio Nacional de España y después pasó a Radio Vida, la emisora por aquellos tiempos de los jesuitas con el programa “Esto es Jazz” junto con otra persona muy vinculada a diferentes eventos en Sevilla, el periodista Alfonso Eduardo Perez Orozco. De Alfonso Eduardo es la crónica y entrevista en la prensa local que se hace eco de la presencia de uno de los trompetistas más importantes de la historia del jazz, Bill Coleman, en abril de 1963, un mes antes de la presentación del Hot Club de Sevilla. Coincidió la visita de Bill Coleman con la Semana Santa eso si está documentado, pero no lo está que llegara a tocar. Hay una leyenda que habla que la música de tambores y trompetas inspiró al bueno de Coleman y que tocó una noche con músicos de la base militar no se sabe cuál. Pero no existía todavía el Jazz Club así que no sabemos dónde tocó ni siquiera si llegó realmente a actuar. Lo cierto es que se estableció una relación de amistad entre Bill Coleman y Manosalbas que continuó tras la muerte del primero a través de cartas con su viuda. (Torres, 2015)

También firma Alfonso Eduardo la noticia de la presentación del Sevilla Jazz Club con un ciclo de conferencias en la Facultad de Filosofía y un concierto del pianista y cantante de blues Curtis Jones en el salón de actos del Instituto Murillo en mayo de 1963. Otro elemento tampoco suficientemente documentado es la ubicación del Hot Club de Sevilla que parece estaba situado en un callejón muy estrecho, sin nombre, que está en la calle Francos justo enfrente de los antiguos almacenes Peyré. Como se puede leer en la gacetilla de ABC de aquellos años se podían recoger entradas para algunos conciertos que se celebraban en la Casa del Estudiante en el Club de Jazz de Sevilla situado en el número 54 de la calle Francos

2 banderin-jazz-club-sevilla
Banderin del Jazz Club de Sevilla.                           Fuente: Web “Apolo y Baco”
5 Imagen1
Reseña Revista Novedades de 25 de Mayo de 1963 donde se hace eco de la inauguración del Sevilla Jazz Club con la actuación del cantante y pianista de blues Curtis Jones. Fuente: Torres A. “Jazz en Sevilla 1979-1995: Ensoñaciones de una Época”
JAZZ final final
Reseña en la que se recoge la presencia en Sevilla del trompetista Bill Coleman en Abril de 1963.                                                               Fuente: Torres A. “Jazz en Sevilla 1970-1995: Ensoñaciones de una Época

 

 

Comienza la década de los 70’, década de encrucijadas, década de represión y de caída de la dictadura. Década donde todo se movía y donde las inquietudes sociales y culturales estaban a flor de piel. La lenta desaparición de la dictadura y el proceso de transición democrática ocurrido en nuestro país favorecieron la irrupción de nuevos colectivos ciudadanos más identificados con un jazz más comprometido. Es la década donde se produce un nuevo e importante hito de la historia del jazz en nuestra ciudad como fue la constitución del Colectivo de Divulgación Cultural Jazz Freeway que así se llamaba. Grupo de amigos desde hacía mucho tiempo con un punto común, la afición a la música de jazz y el compromiso por impulsar una sociedad moderna y de expresión libre. Destacar especialmente la figura de Antonio Lora, desgraciadamente fallecido hace unos años, que realmente fue quien inoculó al grupo la pasión por la música sincopada, un grupo de personas que nació con la idea muy clara de impulsar y difundir la música de jazz, pero en un contexto totalmente diferente de cómo había nacido en su día el Hot Jazz Club de Sevilla. El nombre del colectivo “Camino libre” era ya toda una declaración de intenciones de cómo sus miembros interpretaban el fenómeno del jazz muy ligado a la revolución que años antes se había llevado a cabo en los Estados Unidos de América con el nacimiento del Be-bop, movimiento que significó una clara ruptura con la tradición establecida. Ese es el tipo de jazz que Freeway quiso impulsar y que estaba presente en todos los eventos que organizaron en esos años. Jazz de nueva factura, como contenido esencial de las actividades de difusión que impulsaron en forma de audiciones, programas de radio y jornadas y que desembocarían en el Festival Internacional de Jazz de Sevilla en 1980.

17 Freeway_34 copia
Foto actual  del Colectivo Freeway. De izquierda a derecha Miguel Ángel González, Antonio Torres, Jorge Narbona, Antonio Mateos y Ángel del Valle. (foto Paco Sánchez 2013)
jazz
foto de Antonio Lora (a la derecha) miembro fundador del Colectivo Jazz Freeway. En la foto conversa con el trombonista Kai Winding en el back stage de la primera edición del Festival Internacional de Jazz de Sevilla en 1980. (Foto Pablo Juliá)
6 IMFreeway
Imagen corporativa y sede social del Colectivo Jazz Freeway diseñada por Miguel Ángel González.

Las primeras posibilidades de Freeway se limitaron a la organización de audiciones en un local muy emblemático de la época, la trastienda de casa Damas en la calle Asunción, donde cada jueves se reunían un grupo de aficionados alrededor de un plato Maranz y unas columnas AR. Se repartía una octavilla con la música que se iba a escuchar, se oía y después se debatía. Una especie de “discoforum” de una música poco difundida y muy atractiva para el aficionado en una época de cambios, de búsqueda de lo nuevo.

7 23-03-2017 12-16-44
Cartel informativo diseñado por Antonio Lora de las audiciones de jazz organizadas por el Colectivo Jazz Freeway en Casa Damas de la calle Asunción en los años 70´.

Siguiendo la estela del Hot Jazz Club de Sevilla, Freeway también quiso montar un club de jazz y de hecho lo hizo como queda documentado a través de la existencia de carnet y material divulgativo del mismo (Torres, 2015). Hubo reunión de constitución en el bar La Carbonería, e incluso está documentado la existencia de un concierto de presentación en la Escuela de Bellas Artes coincidiendo con las II Jornadas de Jazz en las que actuó el saxofonista vasco Vladimiro Bas. Se llegó a constituir junta directiva y a redactar estatutos, pero la experiencia no avanzó mucho más ya que se carecía de lo más importante: un local, o el dinero para alquilarlo, tampoco había músicos en esa iniciativa por lo que el proyecto se fue diluyendo con el tiempo.

8 Sevillajazzclub
Logotipo  del Sevilla Jazz Club promovido por el Colectivo Jazz Freeway

 

Por supuesto Freeway tal como ha sido la tradición del origen de la gente que organizó festivales de jazz en España entró en el mundo de la radiodifusión primero haciendo guiones y después dirigiendo y realizando su propio programa. La voz del Guadalquivir LVG FM fue la primera emisora temática de música que hubo en Sevilla y se hizo a imagen y semejanza de la emisora de la base americana de San Pablo. Esta aventura la iniciaron y continuaron dos personas a las cuales les debe mucho la radio sevillana, Luis Baquero que nos dejó hace tiempo y Paco Sánchez hoy jubilado, director en su momento de Canal Sur Radio y uno de los más importantes fotógrafos del mundo del flamenco. En ese momento se buscaban para el proyecto más que profesionales de la radio gente experta que pudieran aportar contenidos solventes a los diferentes ejes temáticos alrededor de la música que la emisora quería poner en marcha. En aquellos momentos Paco y Luis apostaron por contar con el Colectivo Freeway haciendo un primer programa “Estudio en Negro” en el que la colaboración era tan solo como guionistas para pasar posteriormente a “Afroamérica” el programa más importante que hizo Freeway, una hora diaria de radio comprometida con una música de jazz de vanguardia reflejo de una libertad de expresión que finalmente provocó su propio final. El día después de los últimos fusilamientos de Franco después de los consejos de guerra, el programa Afroamérica solo puso la música de Miles Davis del disco Ascensor para el Cadalso, banda sonora de la película de Louis Malle y como guion poemas en contra de la pena de muerte de Bertolt Brecht. Teniendo en cuenta el momento histórico en el que el hecho se produjo y que LVG era una emisora dependiente de los sindicatos verticales de la dictadura, al día siguiente el programa Afroamérica fue eliminado de la parrilla de programación de la emisora y el Colectivo Freeway expulsado de la misma. La siguiente etapa en la radio de Freeway fue en la cadena SER como guionistas del periodista Paco Lobatón en la sesión de su magazin nocturno “Trotanoches Jazz” y posteriormente en el programa “Confluencias” con la periodista Mercedes de Pablo que tuvo una influencia clara en la aparición del Festival Internacional de Jazz de Sevilla en la siguiente década.

La actividad en radio fue importante para Freeway porque permitió su presencia en los festivales de jazz más importantes de la época que tuvieron una influencia clara como elementos de referencia para el desarrollo posterior de los Festivales Internacionales de Jazz en nuestra ciudad.

Jazz Freeway y el Festival Internacional de Jazz de Cascais

Esos festivales de referencia fueron dos: El Festival de Jazz de San Sebastián el más veterano de los festivales de España con su mítica plaza de la Trinidad, pero sobre todo, el de mayor influencia el Festival Internacional de Jazz de Cascáis cerca de Lisboa. Es de destacar el apoyo de dos personas fundamentales para el desarrollo del jazz en Portugal como fueron Luis Villas Boas y Duarte Mendonça organizadores del Festival de Jazz de Cascáis desde 1971. Luis y Duarte apoyaron al Colectivo Freeway para que éstos pudieran diseñar un formato de similares características para las primeras ediciones del Festival Internacional de Jazz de Sevilla.

jazz cascais 1 festival
Cartel de la primera edición de Festival Internacional de Jazz de Cascais Portugal)
IMG_6424
Antonio Torres con Duarte Mendonça organizador de los Festivales Internacionales de Jazz de Cascais junto a Luis Villas Boas y del Festival Internacional de Jazz de Estoril. La foto se hizo en el Festival de Jazz de Estoril de 2012.

Jornadas de Jazz

La dictadura de Franco cae en 1976 y la actividad cultural se convierte en el espejo que refleja los nuevos tiempos en los que, con esperanza, se adentraba nuestro país. En 1979 la obra cultural de la Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla decide dedicarle un espacio al jazz y recibe el encargo para organizarlo el Colectivo Jazz Freeway. El formato que se implementó fue el de una Semana de Jazz con una orientación esencialmente didáctica para difundir la música de jazz pero incluyendo también música en directo. El Colectivo elaboró un pequeño libro sobre la historia del jazz, se realizó un montaje audiovisual relatado por el periodista Paco Lobatón que servía de soporte visual al libro, se exhibieron películas de festivales Internacionales de gran formato y por supuesto hubo música en directo, en concreto tres grupos: uno local con músicos del Conservatorio Superior de Música de Sevilla, liderado por Paco Aguilera que intentaron tocar algo que sonó parecido a un ragtime y dos grupos portugueses que vinieron de la mano de los organizadores del Festival Internacional de Jazz de Cascáis, el saxofonista Râo Kiao, músico importante del jazz de Portugal en aquellos años con una profunda influencia de John Coltrane y el quinteto Anacrusa liderado por un trombonista llamado Aníbal de Castro que, junto a su mujer que actuaba como vocalista, se quedó con nosotros una buena temporada tocando en los incipientes locales en los que se podía escuchar jazz en directo. En este sentido hay que destacar dos: el Be-Bop situado en la calle Sol y el Violonchelo entre la Plaza de San Pedro y la Alfalfa en los que se reunían todos los días músicos locales. Allí se sitúan los comienzos de Manolo Calleja, Carlos Bermudo, Juan de la Oliva, Paco Aguilera, Jesús Espinosa, etc., junto con músicos instalados en nuestra ciudad y que fueron una escuela muy determinante para el devenir profesional de los primeros: el saxofonista norteamericano Abdu Salim, el trompetista puertorriqueño Angel “Chico” de Jesús, el pianista alemán Olaf Meyer y el ya citado trombonista indio Aníbal de Castro.

Con Abdu en Be-Bop
Actuación del saxofonista Abdu Salim en el Be bop. Al fondo el contrabajista Manolo Calleja

.

10 Semana de Jazz 1979
Portada del folleto divulgativo sobre la historia del Jazz elaborado por el Colectivo Jazz Freeway para la I Semana de Jazz que se celebró en 1979 en la Escuela Superior de Arquitectura patrocinada por la Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla.

Esta primera semana de jazz tuvo su continuidad en hasta cinco ediciones con distintos patrocinios y locales, A partir de la III edición, ya con coincidencia en el año con las primeras ediciones del festival Internacional de Jazz de Sevilla. A destacar por supuesto el fantástico concierto de Tete Montoliu en la tercera edición con nada más y nada menos que Sonny Stitt y Billy Higgins o el de la cuarta edición con la formación “Mingus Dinasty” liderada por Danny Richmond en un memorable concierto en el salón de actos del Conservatorio Superior de Música de Sevilla de la calle Jesús del Gran Poder.

IMG_1146
Folleto anunciador de las III Jornadas de Jazz. Patrocinadas por el Ayuntamiento de Sevilla y realizadas en la Sala San Hermenegildo que posteriormente sería la primera sede del Parlamento de Andalucía

 

IV jornadas Jazz (2)
Cartel anunciador de las IV Jornadas de Jazz organizadas por el Jazz Freeway y patrocinada por la Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla. Diseño Carlos Ortega
IMG_1077
Folleto anunciador de las V Jornadas de Jazz últimas que organizó el Colectivo Freeway patrocinadas por el Servicio de Extensión Unversitaria de Sevilla y la Diputación Provincial

 

Sonny Stitt & Tete Montoliú Quartet

Actuación del saxofonista Sonny Stitt y el trio de Tete Montoliú con Billy Higgins en la batería y Herbie Lewis al contrabajo en las III Jornadas de Jazz de Sevilla en la sala San Hermenegildo. Foto Paco Sánchez

 

 

60382 conservatorio.jpg
Actuación del saxofonista Bob Berg dentro la formación “Mingus Dinasty” liderada por Dannie Richmond en las IV Jornadas de Jazz patrocinadas por la Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla en el Conservaorio Superior de música de Sevilla. Foto Carlos Ortega.

 

 

 

0002151679

El jazz en Sevilla probablemente aparece por primera vez en Sevilla en directo en 1929 con la Exposición Universal  de la mano del bailarín Harry Flemming, aunque no hay que descartar que algunas orquestas de las que actuaban en las terrazas sevillanas no incorporaran anteriormente algunos temas de música sincopada ya que las primeras grabaciones de jazz se comercializaron en España en 1918. Lo cierto es que la presencia de la orquesta de Harry Flemming fue un acontecimiento reseñado con dos actuaciones, la primera en el Teatro Cervantes y la segunda al día siguiente en el Teatro de la Exposición (actual Teatro Lope de Vega). (Julian Ruesga. Diario de Sevilla 14 de Agosto 2016).

Realmente, como pasó en Reino Unido unos años antes, el éxito del jazz en España fue sobre todo un éxito del baile y del espectáculo, bailes exóticos con un gran ritmo y el espectáculo de la batería instrumento desconocido hasta entonces en Europa.

Pero siguiendo con la idea de las hibridaciones y del mestizaje es curiosa la convergencia de una serie de circunstancias que hicieron coincidir a Harry Fleming con tres personajes que tuvieron su importancia en el mundo del espectáculo de la época me refiero a Ramón Montoya uno de los grandes innovadores de la guitarra flamenca, el saxofonista jienense Fernando Vilches y el saxofonista cubano Aquilino Calzada conocido como “el negro Aquilino”.

Personajes que solían coincidir en un escenario común como eran los cosos taurinos donde antes de empezar las corridas de toros y en los intermedios actuaban orquestas con bailarines. Fleming utilizó durante su estancia en España este circuito compartiéndolo con destacados solistas como Aquilino Calzada llamado “el saxofón humano” con su orquesta “las Estrellas Negras” y el saxofonista jiennense Fernando Vilches (Avellaneda, 2013). Los dos saxofonistas fueron protagonistas de duelos musicales renombrados por el público y promovidos por los empresarios de los espectáculos taurinos. La música que se escuchaba tenía componentes claros de ritmos importados de América y de música española y desde luego flamenco. Investigando sobre esta época y oyendo grabaciones que han sido recientemente rescatadas, queda comprometido un hecho que estaba muy establecido para los historiadores del jazz en España que sitúan el nacimiento del llamado jazz flamenco en 1967 con los discos grabados primero en Alemania y después en España por el saxofonista Pedro Iturralde y el guitarrista Paco de Lucía (entonces Paco de Algeciras). Estos documentos sonoros que tienen como protagonistas a esos tres personajes nos demuestran de forma clara que el proceso de hibridación se había puesto en marcha mucho antes. Es especialmente emocionante la versión de un fandango del Niño Marchena con Ramón Montoya a la guitarra y Fernando Vilches en el saxofón en los años 20 . Y desde luego un ejemplo más claro en la interpretación de un sobrino de Ramón Montoya el también guitarrista Carlos Montoya, ya exiliado en Nueva York con una versión aflamencada de Sant Louis Blues editada por RCA Victor en España en 1957.

En la siguiente foto se puede ver un titular de periódico de 1930 donde se puede observar los duelos musicales que llegaron a protagonizar  el negro Aquilino llamado “el Saxofón Humano” y el jienense Fernando Viches apodado ” El Profesor”.

negro aquilino_fernando vilches

De Aquilino Calzada tambien hay algunas grabaciones e información que ahora complemento:

 

 

 

 

 

 

Es interesante igualmente la lectura del artículo publicado en Diario de Sevilla por Juan Vergillos cuyo enlace es:

http://www.diariodesevilla.es/ocio/origenes-flamenco-fusion_0_1013899122.html

Estos dos enlaces tambien son interesantes donde se hace eco la prensa del homenaje que hicieron el saxofonista Dave Liebman y el guitarrista Dani de Morón a Fernando Vilches a través de un proyecto llamado “Alborada” con el que hicieron varios conciertos en España:

homenaje a Fernando Vilches: Dave Liebman y Dani de Morón

Flamenco fusión

Pero realmente el documento más importante aparte de las grabaciones sobre las figuras de Fernando Vilches y el Negro Aquilino es la investigación realizada en la revista del CSIC “Anuario Musical” Juan Zagalaz, profesor de la Universidad de Castilla la Mancha

http://anuariomusical.revistas.csic.es/index.php/anuariomusical/article/viewFile/185/187